La sensibilidad dental no deja disfrutar a mucha gente de comidas y bebidas calientes
como una sopa, un té, un café con leche o un cocido. Acabar con esta sensibilidad
dental y volver a disfrutar sin dolor es posible.

La sensibilidad dental se produce cuando el diente entra en contacto con el estímulo
caliente y será más leve o más aguda dependiendo del grado de sensibilidad que se
padezca. Esta reacción está provocada por el desgaste del esmalte de la dentadura o
por la retracción de la encía.

Si se trata por ejemplo de un café o una sopa, al estar en estado líquido, se distribuirá
más por toda la cavidad bucal y alcanzará así más zonas sensibles de la dentadura. En
cambio, si se trata de una comida sólida, solo afectará a la zona dental donde se
produzca el contacto pero el dolor puede ser más agudo.

Normalmente las personas que padecen sensibilidad suelen minimizar el dolor
dejando que las comidas y bebidas pierdan un poco de calor o evitando las partes de la
dentadura que provocan una mayor sensibilidad.

gama-desensin
Pero para eliminar el dolor y volver a disfrutar de los alimentos calientes, Desensin
ofrece diferentes soluciones para acabar con la sensibilidad dental. Sus productos con
acción desensibilizante vuelven a los dientes insensibles a los estímulos externos. Si la
sensibilidad es más aguda, los productos con acción reparadora, ayudan a reparar la
superficie del esmalte dental y protegen así los dientes de la sensibilidad.

Ver la gama completa de soluciones Desensin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *