Dientes sensibles, la importancia de un buen diagnóstico

¿Has sentido alguna vez como un dolor repentino cuando comes algo frío o muy caliente? Según explican desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) alrededor del 25% de la población adulta sufre sensibilidad dental, que consiste en un dolor dental fuerte que aparece tras el contacto con un estímulo externo.

Este dolor suele ser agudo que remite cuando el estímulo que lo ha provocado desaparece. Realmente, la mayoría hemos sentido en alguna ocasión un ligero “calambre” al tomar un helado en verano o un chocolate caliente un frío día de invierno, síntoma de sensibilidad dental. Sin embargo, si no es un hecho aislado y el problema persiste, lo mejor es hacer una visita al odontólogo lo antes posible.

 

La importancia de encontrar la causa

Si notas los dientes sensibles, el primer paso es acudir al odontólogo. Este realizará una exploración bucodental y te preguntará algunos hábitos de cuidado bucal para determinar la causa del dolor que sentimos, para posteriormente determinar el tratamiento necesario. Y es que hay varios problemas bucales que también podrían provocarnos dolor en los dientes como, por ejemplo, las caries. Si, finalmente, el diagnóstico es de sensibilidad dental, se recomiendaseguir una rutina de higiene bucal en casa para tratarla y prevenir su aparición de nuevo. En personas que sufren de dientes sensibles se aconseja:

 

Desensin Repair

Cepillos dentales Desensin

 

 

 

 

 

 

¿Por qué tengo la sensación de dientes sensibles?  

La sensibilidad dental generalmente se produce por 2 posibles causas: el desgaste del esmalte o la recesión de las encías, lo que da lugar a la exposición gradual de la parte interna del diente: la dentina. Aunque parezca lo contrario, la sensibilidad dental no está causada directamente por una insuficiente higiene bucal o falta de cepillado Y, aunque cepillarse los dientes es imprescindible para una buena higiene bucal,un cepillado demasiado agresivo sobre las encías y de forma incorrecta puede provocarte retracción de las encías y con ello sensibilidad dental. Del mismo modo, una pasta dentífrica abrasiva puede desgastar el esmalte y acabar produciendo sensibilidad dental. Además también podemos sufrirla si tenemos bruxismo, malos hábitos como utilizar un palillo para limpiarnos entre los dientes, si en nuestra dieta consumimos muchos alimentos ácidos (p.e. refrescos)… También es posible notar los dientes sensibles después de determinados tratamientos odontológicos como, por ejemplo, un blanqueamiento dental.

 

Diagnostico dientes sensibles

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *