¿Por qué es tan importante tratar los dientes sensibles?

La sensibilidad dental es fácilmente reconocible porque siempre aparece a causa de un estímulo identificable. En general, bebidas y alimentos a temperaturas muy frías o calientes suelen ser uno de los primeros indicadores de que padecemos este problema.

La sensibilidad dental, o dientes sensibles, se produce cuando la dentina, la parte interna del diente, pierde su protección natural y queda al descubierto. Cuando esto sucede y ésta se pone en contacto con alimentos o bebidas frías, calientes, alimentos ácidos, etc. aparece el dolor, que se manifiesta siempre de forma intensa y localizada.

Cuando el dolor no está relacionado con un estímulo determinado, no es posible localizarlo en un punto o diente concreto o persiste después de que el estímulo intervenga, es importante acudir al dentista para que éste pueda realizar una exploración y un diagnóstico preciso ya que el dolor podría deberse a alguna patología como la caries o la enfermedad de las encías.

La importancia de la higiene bucal

El desgaste del esmalte, la recesión gingival o un cepillado con excesiva fuerza pueden dejar la dentina al descubierto y producir dientes sensibles. Sin un tratamiento correcto y específico, la sensibilidad dental puede impedir llevar a cabo una correcta higiene bucal debido al dolor durante el proceso de cepillado dental y, en consecuencia,  derivar en otras patologías más graves como caries o enfermedades  de las encías como la gingivitis y la periodontitis. ¿Qué podemos hacer en estos casos?

 

cepillo dientes sensibles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un problema con solución

Afortunadamente, existen productos específicos para el tratamiento e higiene bucal diaria de los dientes sensibles:

  • Un cepillo especialmente diseñado para minimizar el dolor durante el cepillado y así poder llevar a cabo la higiene bucodental correctamente. Sus filamentos de PBT proporcionan una suavidad extra para una limpieza delicada.
  • Una pasta dentífrica no abrasiva para evitar la erosión del esmalte y la dentina
  • Un gel dentífrico para aquellos momentos en que la sensibilidad dental es muy aguda y se requiere una acción desensibilizante rápida y localizada
  • Un colutorio como complemento para una limpieza bucal completa, ya que permite llegar a zonas de difícil acceso y mantener los principios activos en la boca durante más tiempo.

 

Desensin repair sensibilidad dental

 

 

¡Y recuerda visitar a tu odontólogo periódicamente para prevenir y tratar cualquier problema!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Esta entrada tiene 1 comentario

  1. Pingback: Cómo combatir la sensibilidad dental: Qué debes tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *