¿Funcionan los remedios caseros para aliviar la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental afecta a 1 de cada 7 personas adultas. Muchas de ellas recurren a tratamientos caseros para mitigar los efectos del dolor que produce esta alteración. Pero, ¿funcionan estos remedios caseros?

Uno de los más populares consiste en untarse pasta dentífrica sobre las áreas sensibles antes de ir a dormir. Con ello, se intenta evitar el uso del enjuague bucal. Un enjuague bucal específico para dientes sensibles es importante en el tratamiento de la sensibilidad dental, ya que complementa la acción de la pasta y  permite mantener los principios activos adecuados más tiempo en boca. Además, la pasta dentífrica debe ser poco abrasiva, por lo que si un paciente utiliza este remedio con un dentífrico no apto para dientes sensibles, puede resultar contraproducente.  Si se requiere de una acción directa sobre las zonas sensibles, se recomienda el uso de productos en formato gel específicos para su aplicación tópica que alivian rápidamente los dientes sensibles.

Cepillarse más a menudo también suele ser una práctica que se recomienda en el boca a boca pero que carece de efectividad puesto que no se trata de cantidad sino de calidad. El cepillado debe realizarse de forma no demasiado enérgica, para no causar daño en las encías y utilizar un cepillo de filamentos extra suaves para una limpieza delicada. Los dientes se deben cepillar cuidadosamente sin hacer más presión de la necesaria.

El dolor causado por la sensibilidad dental se produce cuando el cemento radicular o la dentina quedan al descubierto, debido a una retracción de la encía o desgaste del esmalte dental y es un dolor intenso y transitorio. Por este motivo, las infusiones caseras, de las que se dice tienen efectos antiinflamatorios, tampoco resultan eficaces en el tratamiento contra la sensibilidad ya que no actúan en el origen del problema.

Las soluciones salinas caseras tampoco tienen eficacia comprobada en la prevención de dientes sensibles, por lo que se aconseja utilizar productos específicos que incluyan en su composición sales de potasio, agentes desensibilizantes que penetran hasta la pulpa por los túbulos dentinarios abiertos y actúan inhibiendo la transmisión nerviosa que produce el dolor. Algunas formulaciones punteras actualmente además de estos principios activos incluyen en su formulación principios activos a base de nanopartículas de hidroxiapatita, elemento natural del diente que se integra en la superficie del esmalte formando una capa protectora frente a la sensibilidad dental, aliviando el dolor desde la primera aplicación.

Por tanto, la sensibilidad dental es una dolencia que tiene solución y que es recomendable tratar diariamente con productos adecuados que te ayudan a recuperar la normalidad en dientes y encías.

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. Me duelen los dientes
      Me duelen los dientes

      Hola Gise,
      El dolor que describes no parece ser compatible con hipersensibilidad dental, ya que no se debe en respuesta a estímulos externos. Te aconsejamos acudir al odontólogo para que pueda diagnosticar el problema y determinar el tratamiento a seguir.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *