Helados y granizados ¿un enemigo este verano?

Con la llegada del verano y el calor, las temperaturas empiezan a subir y las comidas y bebidas frías apetecen mucho más. A menudo nos alejamos de alimentos como helados o granizados por miedo al dolor insoportable que en algunos casos causan sobre los dientes.

No permitas que la sensibilidad dental arruine tu verano

Si en tu caso evitas comidas como éstas por culpa de tus dientes sensibles es hora de encontrar una solución y disfrutar del verano como te mereces.

Cuando sufres  sensibilidad dental, comer cualquier alimento frío puede convertirse en  una tarea complicada. Y esto es porque tu dentina o parte interior del diente ha quedado expuesta al exterior y al contacto con alimentos o bebidas muy frías produce un estímulo sobre las fibras nerviosas causando dolor.

Y ahora te estarás preguntando si la mejor opción para no sufrir sensibilidad es dejar de comer alimentos fríos. La verdad es que no y es importante que sepas que  la solución está al alcance de tus manos. Estos fáciles consejos que te indicamos a continuación te ayudarán a olvidarte del dolor producido por la sensibilidad dental.

La constancia y el uso de productos específicos contra la sensibilidad dental consiguen eliminar la sensación  dolorosa y recuperar la normalidad en dientes y encías.

Esta entrada tiene 1 comentario

  1. Pingback: La estrecha relación entre el verano y la hipersensibilidad dental | Dentaid Inside

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *