Los piercings, ¿una moda que afecta a tu salud bucal?

Los piercings hace mucho tiempo que están de moda. A pesar de que hace años muchas personas los llevaban por razones religiosas o tribales, actualmente se lucen por cuestiones de estética. Para conseguir un aspecto más moderno, llamativo y arriesgado, hay quienes se atreven a perforarse el cuerpo.

Sin embargo, las perforaciones pueden ser contraindicadas o peligrosas en función de la zona en la que se hagan. Concretamente, la inserción de un objeto metálico en la boca puede dañar tu salud bucal provocando sensibilidad dental.

La sensibilidad dental es el dolor intenso en los dientes cuando estos entran en contacto con algún estímulo externo que provoque un cambio de temperatura o de presión. Se trata de un problema bastante común ya que afecta a una de cada siete personas y que puede ser provocado fácilmente por la colocación de piercings en la cavidad bucal.

El contacto de los piercings con los dientes puede inducir a la pérdida o desgaste del esmalte dental por abrasión y, consecuentemente, provocar sensibilidad, dolor, caries e incluso fractura de los dientes.

Además, los piercings en la boca pueden provocar más consecuencias para la salud bucal como inflamaciones, infecciones, sangrados, recesiones gingivales, inflamaciones de las encías, incluso alteraciones del habla.

Para mantener una buena salud bucal y evitar el dolor de dientes, te recomendamos visitar a un dentista para que haga un buen seguimiento de la perforación y sus posibles efectos.

Esta entrada tiene 1 comentario

  1. Gross

    Entre un 15 y 20% de adolescentes con piercings orales tienen un alto riesgo de sufrir fracturas dentales y otras enfermedades. Hay que pensárselo mucho antes de introducirse en la boca un elemento metálico extraño de forma perenne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *