Cómo puede influir la diabetes en la sensibilidad dental

Las personas que sufren de diabetes presentan un mayor riesgo de padecer enfermedades en las encías, además de otro tipo de enfermedades de carácter renal, cardíaco, etc, según un estudio de la American Diabetes Association®.

En este sentido, en la mayoría de casos existe una relación directa entre diabetes no controlada y enfermedades periodontales que a menudo se retroalimenta. Es decir, por un lado, las personas afectadas por diabetes no controlada cuentan con una menor capacidad para hacer frente a las infecciones de las encías, por lo que son más susceptibles. Y por otro lado, también puede ocurrir que las enfermedades periodontales estén ocasionadas por un descontrol en los niveles de azúcar en sangre.

Así, la causa de este descontrol se traduce en un alto nivel de la glucosa en sangre y saliva que potencia la aparición de algunas bacterias en la cavidad bucal al disminuir las defensas del huésped. De este modo, el aumento de microbios patógenos puede acabar afectando las encías y agravar el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, como gingivitis que puede desencadenar en otros problemas, como la sensibilidad dental.

Enfermedades periodontales y sensibilidad dental

Los diabéticos representan un grupo de población más sensible a padecer enfermedades periodontales. Una de las enfermedades más comunes y que mantiene una relación directa con la sensibilidad dental es la gingivitis, que se caracteriza por la inflamación y el sangrado de las encías. Además, se trata de una enfermedad que puede cronificarse si no se trata a tiempo y derivar en una periodontitis, mucho más grave.

¿Qué relación mantiene esta enfermedad con la aparición de la sensibilidad dental?

Hay estudios que demuestran que el 68% de los casos de sensibilidad dental provienen de las enfermedades periodontales, que producen unas bolsas entre las encías y los dientes donde se acumulan las  bacterias, lo cual es un indicador de mala salud bucodental. Además del posible dolor derivado del sangrado y de la inflamación, se le añaden las molestias de la sensibilidad dental, lo que puede acabar afectando a la eficiencia del cepillado y, en definitiva, a la higiene bucodental.

Para mejorar la higiene bucodental de las personas con diabetes es recomendable seguir las siguientes medidas:

  • Visitar al odontólogo de forma periódica
  • Realizar higienes bucales profesionales para eliminar la formación de placa bacteriana
  • Mantener un control glucémico de forma estable, así como acudir a las revisiones del médico especialista
  • Seguir un cuidado bucal con productos específicos para la sensibilidad dental, como la gama Desensin:

– El uso de un cepillo específico con filamentos extrasuaves para una limpieza sensible con Desensin® soft ayuda a eliminar la placa bacteriana sin molestias ni dolor.

Desensin® Repair Pasta dentrífica que recompone el esmalte dental y protege las encías con una fórmula de doble acción basada en nanopartículas de hidroxiapatita y nitrato potásico.

Desensin® repair Colutorio se extiende por toda la superficie bucal, donde no llega el cepillo. También protege la superficie del esmalte y restablece la estructura natural del diente. Además, inhibe la transmisión de estímulos externos a las terminaciones nerviosas que provocan dolor gracias a su innovadora DENTAID technology nanorepair®.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *