¿Sabes que rechinar los dientes puede provocar sensibilidad dental?

La acción de rechinar los dientes o apretarlos durante el día y/o la noche tiene un nombre propio: bruxismo.

Para muchas personas, se trata de un hábito inconsciente; es común que descubran que tienen bruxismo porque alguien cercano les advierte del ruido que hacen al rechinar los dientes o bien su dentista ve un desgaste excesivo o el esmalte fracturado.

Hay personas que padecen bruxismo y no tienen síntomas, pero otras pueden notar:

  • Dolor en la mandíbula. La presión puede provocar la inflamación de los músculos maxilofaciales y dolor en la zona.
  • Dolor de cabeza. De igual modo, la tensión puede desencadenar dolores de cabeza.
  • Sensibilidad dental. El esmalte se desgasta, sobre todo, a nivel del cuello del diente, y la dentina puede quedar expuesta. Esto provoca un intenso dolor en diversas situaciones: cuando comemos alimentos fríos o calientes, a la hora de cepillarnos…

Las causas del bruxismo pueden ser variadas, pero el estrés y el nerviosismo suelen ser un denominador común en las personas que lo sufren.

 

¿Cómo podemos tratar el bruxismo y la sensibilidad dental?

En primer lugar, es necesario acudir al odontólogo. En el caso del bruxismo, el especialista nos indicará el mejor tratamiento; normalmente suelen recomendar técnicas de relajación y/o una férula de descarga.

Si hemos desarrollado sensibilidad dental a causa del bruxismo, hay varios aspectos de nuestra rutina de higiene bucodental que podemos mejorar:

  • Cepillado. El cepillado puede ser bastante doloroso para las personas que sufren sensibilidad dental. En este caso, es importante utilizar cepillos específicos, con filamentos extrasuaves, que permitan eliminar el biofilm bucal sin dolor. También es importante el uso de productos no abrasivos. Se recomienda utilizar una pasta de dientes específica que repare y remineralice la superficie del esmalte dental de forma natural y elimine la sensación dolorosa de los dientes sensibles. Y si además, conseguimos una acción desensibilizante desde la primera aplicación, nos ayudará a poder llevar a cabo nuestra rutina de cepillado de la mejor manera posible
  • Enjuague. Un colutorio con acción desensibilizante es un complemento ideal para combatir la sensibilidad dental. Nos ayudará a  llegar a las zonas de más difícil acceso al mismo tiempo que mantiene los principios activos en la boca durante más tiempo, consiguiendo, así, mejores resultados.

Obviamente, las visitas periódicas a nuestro odontólogo nos ayudarán a mantener los dientes en buen estado, así como el resto de la boca. Ante cualquier problema, ¡no dudes en consultarle!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Pingback: Dientes sensibles, la importancia de un buen diagnóstico

  2. Pingback: ¿Cómo influye el estrés en la sensibilidad dental? | Me duelen los dientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *