Tratamientos odontológicos que pueden provocar sensibilidad dental

La sensibilidad dental se define como el dolor intenso y transitorio producido por la exposición de la dentina. Es la causa más frecuente de dolor dental, llegando a afectar a 1 de cada 5 personas adultas. La sensibilidad dental puede derivar en caries, gingivitis o periodontitis si la persona que padece el problema no realiza correctamente la higiene bucodental diaria a causa del dolor.

Las causas que generan sensibilidad dental pueden ser variadas: químicas (sustancias dulces o ácidas), táctiles (presión táctil, por cepillado, presión por instrumental) o térmicas (alimentos o bebidas frías o calientes). En algunas ocasiones, hay tratamientos odontológicos que también pueden provocarla:

  • Higiene dental profesional

Después de una higiene  profesional, puede ser normal sentir dolor en los dientes. Tras la misma pueden  quedar al descubierto partes del diente con poco esmalte o incluso sin esmalte, quedando la dentina más expuesta a cualquier estímulo, por lo que se puede producir hipersensibilidad dental.

  • Blanqueamiento dental

Es probable que algunas personas padezcan hipersensibilidad dental después de realizar un blanqueamiento dental. A pesar de que los ingredientes y protocolos profesionales utilizados en los procesos de blanqueamiento son seguros y efectivos, puede que algunos pacientes desarrollen hipersensibilidad dental en función del estado de su salud bucodental antes del blanqueamiento. La sensibilidad dental suele aparecer cuando la dentina (la parte interna del diente) queda expuesta a estímulos externos. En el caso del blanqueamiento dental, los agentes blanqueadores que se utilizan para el tratamiento dilatan el poro del esmalte para llegar a la dentina. Esto causa la descomposición de aquellos elementos orgánicos que habían quedado atrapados, aclarando el color de los dientes. Este proceso, que puede provocar irritación pulpar (la pulpa dentaria es el tejido interior de los dientes), en ocasiones genera sensibilidad dental. No obstante, al finalizar el blanqueamiento, la sensibilidad dental que pudiera aparecer debería remitir en 48 horas como máximo. También influye su predisposición a padecerla.

  • Complicación de ortodoncia

Las fuerzas que la ortodoncia aplica en los dientes para generar su movimiento pueden provocar hipersensibilidad, que puede ser más marcada durante las primeras semanas después de iniciar el tratamiento. Una complicación en la ortodoncia también puede provocar una recesión gingival aislada, que favorezca la aparición  de hipersensibilidad dental.

  • Obturaciones

Las obturaciones dentales o empastes, que sirven para tratar la caries, son una de las intervenciones dentales más comunes en odontología.. Al realizar este tratamiento, se colocan materiales de restauración sobre la dentina, que es muy porosa y tiene contacto directo con el nervio dental, por lo que este procedimiento puede causar molestias. El dolor producido por esta sensibilidad puede durar algunas horas, días o hasta meses después del empaste.

Si has pasado por un tratamiento odontológico y has desarrollado sensibilidad dental, acude a tu dentista y explícaselo para que te pueda aconsejar la solución que mejor se adapte a ti.  Probablemente, te recomendará seguir una buena rutina de higiene bucal con productos específicos para la sensibilidad dental como los siguientes:

  • Cepillo de dientes Desensin con filamentos suaves, para no dañar las encías y para una mayor suavidad durante el cepillado.
  • Un gel o pasta dentífrica poco abrasiva, para no dañar la superficie de los dientes y que ayude a disminuir la sensación dolorosa.
  • Un cepillo interproximal o seda/cintas dentales, para eliminar el acúmulo de biofilm (placa bacteriana) en los espacios entre los dientes.
  • Un colutorio, que te permitirá llegar a las zonas de difícil acceso y mantener los principios activos más tiempo en tu boca.
  • Un limpiador lingual, para la limpieza completa de la lengua.

Esta entrada tiene 1 comentario

  1. Pingback: Preguntas frecuentes sobre sensibilidad dental | Me duelen los dientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *